Última Actualización: 10:50 AM 23/05/2018 Ciudad Guatemala

Temor al primer día de trabajo y no a la entrevista de selección


Se sabe que comenzar un nuevo trabajo es un proceso intimidante para todos, pero recuerda que si has conseguido el puesto es porque saben que vales la pena.

POR: Redacción Guatevision     13 febrero, 2018 - 08:00 AM

El 67% de las personas afirma tener más temor al primer día de trabajo que a la entrevista de selección. Se sabe que comenzar un nuevo trabajo es un proceso intimidante para todos, pero recuerda que si has conseguido el puesto es porque en la empresa saben que vales la pena.

Al aceptar un nuevo puesto es muy normal que no empieces de inmediato, sino que pase una semana o incluso un mes hasta tu incorporación en la oficina. Es normal que este tiempo de espera te provoque nervios, por eso lo mejor es aprovechar tu espera para mantenerte en contacto antes de incorporarte oficialmente. Incluso puede que te inviten a visitar las oficinas o a tomar un café con tus futuros compañeros para conocerles mejor.

No desaproveches estas oportunidades e intenta presentarte: aunque ya en las entrevistas tu empresa ha podido hacerse una idea de cómo eres como profesional, es importante que en los primeros días correspondientes logres una imagen aún más positiva. De la misma forma, lo normal es que en tu primer día tu manager te presente ante tus compañeros para darte la bienvenida al equipo, por lo que tendrás la oportunidad (si no la has tenido ya) de dar una imagen amigable y profesional.

Temor al primer día de trabajo y no a la entrevista de selección

Aquellas personas que la totalidad de sus horas trabajadas excede las 55, son un 33% más propensa a sufrir un ataque cerebrovascular, y un 13% más de oportunidades de ser víctimas de un mal funcionamiento del corazón.

Las interrupciones diarias en tu trabajo como responder mails inesperados, ayudar a un aprendiz o hacer favores que te desconcentren de tus tareas, pueden hacerte hacerte engordar debido a estrés innecesario.

Si en tu primer día sientes que has cometido un error o que no te llevarás bien con tus nuevos compañeros de oficina, no entres en pánico. Por lo general toma tiempo asentarse en un nuevo puesto y muchos suelen tener reservas al respecto, pero esto es fácil de sobrellevar. Antes de que plantees cualquier cuestión a tu manager, intenta pasar la primera semana, preferiblemente dos para vislumbrar el panorama.

Recuerda que todos tenemos un “primer día”, y los cambios siempre suelen ser incómodos, por lo que en esta fase preliminar intenta dar lo mejor de ti y mantenerte en una perspectiva positiva. Si después de un tiempo (los primeros 6 meses por ejemplo) sigues sin sentirte cómodo/a, entonces propón una reunión con tu jefe para ver si es posible mejorar los aspectos que no te gustan, además de buscar algún consejo por su parte para saber cómo proceder de la mejor manera.

Temor al primer día de trabajo y no a la entrevista de selección

Estas son algunas recomendaciones para que tengas un excelente “Primer día de trabajo”

  1. Te vestirás lo más normal posible por encima de todas las cosas: La clave es no desentonar. Si en tu oficina todas las personas van de traje o arregladas, lo tendrás más fácil. En los hombres, con las corbatas, el primer día no se debe arriesgar. Si por el contrario nadie va de traje, se debe ir lo más normal que se considere. No llamar la atención.
  2. No pronunciarás el nombre de ningún compañero en vano:Para tener control de los nombres de tus compañeros, así como su cargo, es recomendable llevar siempre una agenda. Esto te hará dejar muy buena impresión.
  3. Sacrificarás la hora del café:En tu primer día no es recomendable que constantemente te vean levantándote a la cafetería o la máquina dispensadora.
  4. No llegarás tarde:El horario de llegada es fundamental en la primera impresión. Lo ideal es que llegues 15 minutos o media hora antes de tu hora de entrada. Es el primer punto en el que empiezas a ganarte la confianza del jefe.
  5. Actuarás con decisión y firmeza:Es normal en los primeros días poner en duda todas las decisiones que creas que debes tomar. Aunque puedan ser erróneas o estar mal enfocadas, es preferible asumirlas con determinación y no mostrar nerviosismo o timidez.
  6. No usarás audífonos de música:El tema de qué elementos se pueden llevar a la oficina siempre genera dudas. En este tipo de aspectos es preferible pasar desapercibido. Recuerda que siempre que alguien te hable es fundamental apagar todo y prestarle la más absoluta atención.
  7. No te aislarás frente a tus compañeros:Quizás es uno de los aspectos más difíciles de superar el primer día, ya que tendemos a sentarnos en nuestro ordenador y no movernos del mismo durante toda la jornada. Es fundamental socializarse, participar de las conversaciones.
  8. No asumirás ninguna responsabilidad sin preguntar:Siempre, por pequeña que sea la duda, es preferible preguntar. Un error siempre será peor que 100 preguntas.
  9. No serás el primero en irte:Al igual que es preciso ser el primero en llegar, no debes hacer lo mismo a la hora de irte, todo depende de la carga de trabajo que tengas en ese momento. Además, siempre es idóneo preguntar si se te necesita para cualquier otra cosa.

ÚLTIMAS NOTICIAS