Última Actualización: 21:36 PM 24/04/2019 Ciudad Guatemala

“Farmacias” callejeras en frontera entre Colombia y Venezuela


Miles de venezolanos con enfermedades crónicas se ven forzados a cruzan la frontera hacia Colombia para comprar medicinas en el mercado informal, ante la escasez de insumos en su país, mientras el presidente Nicolás Maduro rechaza la entrada de ayuda humanitaria.

POR: Renato Martínez     10 febrero, 2019 - 09:16 AM

"Farmacias" callejeras en frontera entre Colombia y Venezuela

Giovanni Plaza huyó a Colombia para vencer al VIH que lo estaba matando en Venezuela. Tuvo suerte y le regalaron los medicamentos, pero la necesidad obliga a sus compatriotas a comprar medicinas a vendedores informales en el puente que une a ambos países.

Pueden estar vencidos, dañados o ser un placebo. Pero la escasez y la hiperinflación en su tierra empuja a muchos a adquirir lo que esté al alcance de sus posibilidades. Incluso un fármaco a un precio sospechoso promocionado por un cualquiera en el puente internacional Simón Bolívar.

Hace cinco años contrajo el virus causante del SIDA. En diciembre cruzó a la ciudad colombiana de Cúcuta con la esperanza de hallar la droga que mantuviera a raya su condición, empeorada tras contraer un paludismo que tampoco le pudieron atender en la nación petrolera.

Dejó a sus padres, sus hermanos y su hijo de seis años en la Isla de Margarita, el balneario caribeño donde se ganaba la vida como comerciante. Una organización estadounidense que atiende en Cúcuta a los miles de migrantes que huyen de la peor crisis de la historia moderna de Venezuela le brindó gratuitamente el tratamiento.

“Gracias a Dios estoy aquí de pie”, dice este trigueño de 24 años, con una gorra desteñida y una camiseta blanca cuyas hombreras alguna vez fueron rojas.

Pero dice que siente “mucha tristeza y rabia” por sus compatriotas que no tienen su misma suerte y deben buscar sus medicamentos en las “farmacias” callejeras. Una suerte a medias, pues para sobrevivir pide dinero en las calles cucuteñas.

La escasez de medicamentos en Venezuela ronda el 85%, y miles de enfermos con afecciones crónicas tienen dificultades para acceder a sus tratamientos, según oenegés y grupos humanitarios críticos del gobierno, reacio a reconocer una crisis humanitaria.

Negocio para otros

"Farmacias" callejeras en frontera entre Colombia y Venezuela

En la vieja estructura del Simón Bolívar una mujer vende 30 pastillas de acetaminofén que es un analgésico a unos 60 centavos de dólar. Veinte tabletas de la misma medicina cuestan unos 3,8 dólares en cualquier farmacia de Bogotá.

A las afueras del puente le compite José Álvarez, un venezolano radicado hace dos meses en Cúcuta que tiene menos medicinas para vender en su muestrario que oficios desempeñados en su natal ciudad de Valencia, en el norte de Venezuela.

Buzo profesional, diseñador gráfico, instructor de defensa personal y vigilante, este hombre menudo de 39 años comercializa acetaminofén, ibuprofeno y potencializadores sexuales que dice comprar a vendedores mayoristas.

Aunque la competencia no distingue entre colombiano y venezolano, los principales compradores vienen del país petrolero. “Hay muchas personas necesitadas que estaban pariendo para comprar una medicina”, sostiene.

Una de ellas es María Acevedo. Madre de tres hijos, esta ama de casa de 26 años recorre con frecuencia los 70 kilómetros que separan a Táchira de Cúcuta para comprar bienes básicos.

Alto riesgo

Pero el remedio puede resultar más costoso que la enfermedad. Medicamentos falsos o adulterados pueden causar ataques al corazón, lesiones hepáticas, fallas renales, embolismos pulmonares e incluso la muerte, según el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos de Colombia.

La policía fiscal y aduanera ha desarticulado bandas dedicadas a distribuir medicamentos falsificados o adulterados, sostiene bajo anonimato una fuente de esa institución en Cúcuta.

Ajenos a esta realidad, los venezolanos siguen con pocas opciones ante el desabastecimiento. La más cercana es la llegada a Cúcuta el jueves de toneladas de ayuda humanitaria de Estados Unidos en respuesta al pedido urgente del opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de naciones.

Pero el mandatario chavista Nicolás Maduro ha advertido que impedirá el paso de los alimentos y fármacos, por considerar inexistente la emergencia humanitaria y estimar que sería el primer paso de una intervención militar estadounidense.

Fuente: AFP
Etiquetas:

Relacionado


ÚLTIMAS NOTICIAS