Última Actualización: 22:54 PM 17/07/2018 Ciudad Guatemala

Artistas ucranianos exiliados escandalizan con retratos de Putin y Trump


Dos artistas ucranianos vuelven al ataque con un inmenso retrato del Presidente Donald Trump hecho con monedas y fichas de póker.

POR: Redacción Guatevision     02 febrero, 2018 - 09:37 AM

Alcanzaron la fama en 2015 con un retrato de Vladimir Putin hecho con cartuchos de bala recogidos en la región separatista del este de Ucrania. Hoy, estos dos artistas ucranianos vuelven al ataque con un inmenso retrato de Donald Trump hecho con monedas y fichas de póker.

Como para la obra del presidente ruso, Daria Marchenko y Daniel Green -su nombre real es Daniel Dirov- eligieron para retratar a Trump un material que refleja la luz, y que otorga a su rostro variadas expresiones. El sentimiento más palpable en Trump, según Marchenko, es que “está orgulloso de sí mismo”.

La idea de este retrato, que mide 2,40 metros por 1,70 y pesa casi 90 kg, nació el año pasado, explicó Green en una entrevista en Nueva York. Cuando Putin ordenó la reducción del personal diplomático estadounidense en Rusia, Trump le agradeció diciendo que eso permitiría a su país ahorrar “mucho dinero”.

“Pensé ‘mi Dios, eres tan tacaño, ¿cómo puedes ser presidente de Estados Unidos?’ Y en ese momento me dije que la mejor manera de hacer su retrato sería con monedas”, cuenta el artista de 34 años.

Utilizaron unas 4.000 monedas en total: “pennies” color cobre de un centavo y “nickels” plateados de cinco centavos. Las monedas de menor valor en Estados Unidos, “para mostrar su tacañería”, dice.

Algunas monedas fueron quemadas para obtener colores más oscuros, explica Marchenko. Azules o negras, forman las pupilas, las cejas o subrayan el mentón.

Diplomacia de póker

Las decenas de fichas de póker utilizadas para formar los hombros de Trump evocan sus casinos en Atlantic City, un balneario de Nueva Jersey, y su manera de “dirigir la diplomacia como si jugara” al póker, dice Daniel Green.

“A veces gana, pero a veces pierde mucho”, como cuando anunció el traslado de la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, afirma. “Solo ocho países apoyaron” a Trump en esta decisión en la ONU, “y eso muestra cómo Estados Unidos ha perdido su poder”, señala.

El retrato de Putin, titulado “Face of War” (La cara de la guerra), hizo famosos a Green y Marchenko, pero también les ganó enemigos y debieron huir de Ucrania en noviembre de 2016.

“Recibí emails con amenazas, hay personas que me abordaron en la calle con amenazas indirectas como ‘No se apuren a crear cosas’ o ‘Dense prisa para partir'”, afirma Marchenko, una rubia llena de energía de 35 años, con trenzas rastas anudadas bajo un gorro de lana. “También intentaron secuestrarme”.

Culminado hace un mes, el retrato de Trump, bautizado “Face of Money” (La cara del dinero), también les causa problemas.

Cuando propusieron colgarlo en el Instituto de Arte Ucraniano de Estados Unidos en Nueva York, que expone actualmente su serie sobre Putin y la guerra en Ucrania, este organismo privado “tuvo miedo” de los ecos en las relaciones entre Kiev y Washington, que apoya a Ucrania, explica Green.

“Refugiados políticos”

No han hallado aún un lugar donde exhibirlo, aunque lo muestran a algunas personas en una escuela, después de los horarios de clase.

Su meta es exhibir los retratos de ambos líderes juntos en Las Vegas, Los Ángeles o San Francisco. Putin y Trump “estarán cara a cara, tendrán un diálogo”, asegura Marchenko sonriendo.

Ambos son antiguos manifestantes del levantamiento pro-europeo de Maidán -la plaza de la Independencia de Kiev- de 2013-2014, y ahora se consideran “refugiados políticos”.

No tienen domicilio fijo y viajan por Estados Unidos y Latinoamérica, alojados por amigos y simpatizantes.

Citan a dos: el inversor estadounidense Raymond Staples, muy presente en Europa del Este, que descubrió su retrato de Putin en una exposición en Praga y propuso ayudarles para el traslado de sus pesados cuadros; y el embajador de Malasia en Lima, Chuah Teong Ban, exembajador en Kiev de 2011 a 2015, que es también “un amigo” y facilita sus viajes en Latinoamérica, explica Green.

¿Su próximo proyecto? Un retrato del presidente ucraniano Petro Porochenko, confeccionado con envoltorios plateados de chocolate salidos de la fábrica con la que el mandatario hizo fortuna.

© Agence France-Presse


ÚLTIMAS NOTICIAS