Última Actualización: 12:01 PM 21/06/2018 Ciudad Guatemala

Consulta popular se hará después de la Cuaresma, eso sí, esta nueva fecha no la cambia “ni un estado de sitio”, dice TSE


¡Cedió a los cucuruchos! Para no afectar actividades religiosas, el TSE accedió a cambiar nuevamente la fecha para la consulta popular por Belice.

POR: Gladys Ramírez     14 noviembre, 2017 - 10:40 AM

La consulta popular en la que se le preguntará a los guatemaltecos si quieren que el diferendo territorial con Belice se resuelva en una corte internacional, se pospone 1 mes. La decisión fue tomada por el Tribunal Supremo Electoral y el día, ahora sí, es inamovible. La neuva fecha no intervendría con los días más activos de la Cuaresma.

Guatemala pretende con el referendo que la Corte Internacional de Justicia termine con la pugna territorial, claro, a favor del país. Primero se consideró para el 18 de marzo del 2018, fecha en la que se llevaría a cabo la procesión de Jesús de San Bartolo de Antigua Guatemala, a la que asiste más de un millón de personas.

La segunda fecha fue el 11 de marzo, cuarto domingo de Cuaresma. La fuerte actividad familiar y religiosa de este día incomodó a los fieles de la Iglesia La Recolección. Finalmente, la consulta se fijó para el 15 de abril del 2018, fuera de al cuaresma. Luis Gerardo Ramírez, vocero del TSE asegura que es inamovible e incluso en caso de estado de sitio se efectuaría.

La consulta popular costará Q300 millones

El presupuesto de la consulta es de Q300 millones asignado por el Congreso de la República.

La última fecha para empadronarse y poder participar en la consulta es en diciembre de 2017.

Los participantes contestarían “si” o “no” a la siguiente pregunta: “¿Está usted de acuerdo que cualquier reclamo legal de Guatemala contra Belice sobre territorios continentales e insulares y cualesquiera áreas marítimas correspondientes a dichos territorios sea sometido a la Corte Internacional de Justicia para su resolución definitiva y que ésta determine las fronteras de los respectivos territorios y áreas de las partes?”

La pregunta disponible para aquellos que acudan a las urnas estará disponible en castellano y braille para personas no videntes.

El Decreto 1-2017 del TSE estipula que los resultados se regirán bajo la mayoría calificada.

Los desafíos

El analista político, Renzo Rosal afirma que el uno de los desafíos más grandes de esta consulta es superar la complejidad de la pregunta aprobada por el Congreso.

El estado no puede hacer uso de recursos públicos para intentar convencer a la población acerca de su voto.

Otra amenaza que presenta el referendo es que la pregunta solo se presentará en castellano y no en ninguna lengua maya.

También vea: Guatemala adelanta consulta popular sobre Belice por motivo religioso
Por Camila Chicas Callén

ÚLTIMAS NOTICIAS