En Izabal le apuestan al turismo comunitario para el desarrollo de comunidades

Por: | 8 enero, 2017 - 10:00 am

Comunidades de Izabal han encontrado una alternativa para fomentar el desarrollo sustentable, mediante la industria del turismo comunitario, que une culturas en un entorno natural paradisíaco, en la Ruta Caribe Maya.

La unión entre las culturas Garífuna y Q´eqchi en el caribe guatemalteco es aprovechada por los comités de autogestión turística, que de forma organizada, han creado un destino turístico para visitantes nacionales y extranjeros.

Las comunidades cuentan con el respaldo del Instituto Guatemalteco de Turismo que ha logrado que el destino Caribe Maya se encuentre nominado entre los premios internacionales de Excelencias Turísticas. Para los pobladores es un incentivo, ya que es una ventana al desarrollo para sus comunidades.

Turismo comunitario para la industria sin humo

Una serie de murales en el área urbana de Livingston, el centro ecoturístico Río Tatín, Parque Nacional Río Dulce y Cueva del Tigre en Plan Grande Tatín; restaurante Buga Mama, centro ecoturístico y spa natural, Agua Caliente, restaurante El Manglar Cayo Quemado, Laru Beya Livingston y hotel Flor de Montaña en Plan Grande Quehueche, son algunas de las comunidades que ya trabajan con turismo sustentable.

Diferentes organizaciones se han sumado al apoyo de las comunidades, a través de diferentes emprendimientos para que se cuente con una estrategia que motive al turista a visitar el lugar.

Diversidad cultural, una historia plasmada en tradiciones y costumbres, así como la vinculación de la población local con el patrimonio natural de Izabal, forman parte de una nueva manera de contribuir al desarrollo comunitario.






También te puede interesar